Acerca de la especialidad

El urólogo es el médico que estudia las enfermedades renales y las enfermedades relacionadas con el aparato urinario, tanto para hombres como mujeres.

El urólogo especialmente trata las enfermedades del aparato genital masculino, desde los 15 años de edad.

 

Dr. Guillermo Venegas

Médico Urólogo (U.de Chile)

Médico Urólogo (U.de Chile)

RUT 4.838.325-4

Patologías que trata: Infecciones en vías urinarias, Problemas de incontinencia urinaria
Cálculo renal. Disfunciones sexuales. Hiperplasia prostática benigna. Cáncer de próstata.

Agendar hora

 

Dr. Eliecer Yévenes

Médico Urólogo (U.de Chile)

Médico Urólogo (U.de Chile)

RUT 4.951.732-7

Patologías que trata:Riñón, y vías urinarias: glándula suprarrenal, retroperitoneo y región lumbar, uréter, vejiga, próstata, vía seminal, uretra, estructuras del suelo pelviano, pene, escroto, testículo y epidídimo.

Agendar hora

  • Enfermedades relacionadas

    ¿Cuándo visitar al Médico Urólogo?

    Ante problemas de:

    • Incontinencia urinaria.
    • Cálculo renal.
    • Disfunciones sexuales (Eyaculación precoz, dolor en el coito).

    El urólogo es el especialista médico que se ocupa de tratar las patologías relacionadas con el aparato urinario masculino y femenino, y el aparato reproductor masculino. Como ocurre con la mayoría de las especialidades médicas, no se suele acudir a la consulta de este profesional a no ser que se experimente alguna molestia, o se tenga algún síntoma que pueda indicar un problema evidente. Sin embargo, al llegar a cierta edad, o bajo unas circunstancias específicas, es necesario acudir al urólogo como medida de prevención . A partir de los 50 años es importante que los hombres se hagan anualmente un chequeo, y desde los 40 años si existen antecedentes familiares.

    Cabe mencionar que dentro de la esfera oncourológica, el cáncer de próstata es lejos el más frecuente. Al año, cerca de 1.200 hombres mueren por esta enfermedad, que si es detectada a tiempo puede tener un muy buen pronóstico. Se trata de un chequeo simple. Primero, cuando no hay ningún síntoma, se hace un examen de sangre donde se mide el antígeno prostático específico (PSA). La mayoría de los hombres saludables tiene una concentración de PSA menor a 4 nanogramos por mililitro de sangre (ng/ml), y la probabilidad de tener cáncer de próstata aumenta a medida que este nivel sube.